Las maravillas naturales del aceite de oliva

La estética del olivo
8 mayo, 2018
Show all

Las maravillas naturales del aceite de oliva

Uno de los aceites culinarios que goza de mayor popularidad tanto por su uso en la cocina como por el misticismo que existe en torno a su nombre, sin duda tendría que ser el aceite de oliva. Su preparación deriva de un origen vegetal al ser extraído de una planta, el olivo, y su presencia puede encontrarse pasajes en la Biblia e igualmente el Corán.

Pero la recolecta del olivo data desde mucho antes de Cristo, encontrándose restos alrededor de todo el mediterráneo, siendo primeros cultivos hallados entre Palestina, Grecia y Egipto. Donde las aceitunas del olivo eran esenciales como fuente de alimento y también con fines medicinales.

Importancia en la historia

De tanta importancia fue el olivo para los griegos que según la mitología fue un regalo otorgado por la diosa Atenea a los habitantes de Atenas, bautizada en honor de la propia diosa como resultado de una competencia contra Poseidón por la protección de ciudadela. Todo esto, al considerar mucho más valiosa la creación de esta planta en comparación con el caballo ofrecido por el dios de los mares.

Se dice que tanto la aceituna como el aceite que era extraído de su fruto, fue la base para el desarrollo de la civilización griega. Llegando a exportarlo a Egipto y haciéndolo tan común como el propio pan o el vino. Este producto pasaría por un extenso recorrido hasta llegar a la antigua Roma y España, siendo este último país en la actualidad el mayor productor mundial de este aceite.

Propiedades del aceite de oliva

Una de las características principales que debemos de destacar del aceite de oliva es que al ser una grasa proveniente de un vegetal, resulta mucho más saludable como ácido graso al ser menos saturado que las otras grasas que se encuentran en los animales de carne roja.

Los ácidos grasos de hecho, los podemos clasificar como saturados e insaturados, siendo la segunda la clasificación a la que pertenece el aceite de oliva. Sus propiedades lo hacen ideal debido a la presencia de ácido oleico, linoleico y antioxidantes, que lo vuelven sumamente beneficioso para actividades que requieran de energía tanto física como mental.

En cuanto a vitaminas podemos encontrar la presencia de vitamina A, D, E y K. Estas ayudan a la absorción de minerales como el calcio, el zinc, magnesio y fosforo. Siendo muy beneficiosos en general para los huesos, la vista y la piel. Todas las propiedades de la aceituna a nivel de vitaminas, antioxidantes y minerales también se conservan de igual forma en el propio aceite.

Los beneficios del aceite de oliva

Su presencia de hecho, es esencial en mucha de la gastronomía italiana y española, al ser el más práctico de usar en temperaturas altas sin que provoque reacciones toxicas al momento de freír o asar alimentos.

Pero mucho más allá de lo bueno que resulta para sazonar nuestros platos de comida, también  podríamos contar una cantidad casi innumerable de beneficios que le aportan a nuestra vida diaria y a nuestra salud por el simple hecho de consumirlos. Entre estos beneficios, podríamos mencionar por encima los siguientes:

Reduce el colesterol y mejora la circulación

Uno de sus más grandes beneficios se debe al gran porcentaje de polifenoles que trae dentro de su composición química. Los polifenoles son en realidad compuestos bioquímicos que poseen propiedades antiinflamatorias, evitando la obstrucción de los vasos sanguíneos y mejorando la circulación de las extremidades así como facilitando el bombeo de sangre en el corazón.

Al pertenecer dentro de la categoría de grasas insaturadas resulta ideal para reducir el riesgo de sufrir hipertensión en el futuro. De hecho, su consumo ayuda a reducir los niveles de colesterol malo y triglicéridos en nuestro organismo y aumentar el colesterol bueno, haciendo que sea posible prevenir enfermedades cardiovasculares.

Es anticancerígeno y ayuda a combatir la diabetes

Resulta ser un importante agente anticancerígeno que previene y ralentiza el crecimiento de tumores.  Aparte de que también controla la glucosa en la sangre, haciéndolo una perfecta opción para combatir la diabetes al reducir la dosis glucemia.

Fortalece el sistema inmunológico

En general, gracias a la presencia de sus múltiples nutrientes y antioxidantes dentro de su composición química, el aceite de oliva también beneficia nuestro sistema inmunológico haciéndolo mucho más fuerte en la protección contra enfermedades.

Ayuda a la pérdida de peso

Posiblemente este sea uno de los beneficios que capturara con más fuerza la atención de muchos, como ya hemos mencionado debido a que aumenta considerablemente los niveles de colesterol bueno y reduce el colesterol malo. Resulta ser un complemento alimenticio muy beneficioso para reducir la obesidad. Aparte de que tiene un efecto laxante.

Sin embargo, para aprovechar por completo esta propiedad lo más recomendable es que sea bajo una dieta especial proporcionada o recomendada por un especialista, debido a que es un producto sumamente calórico.

De hecho, solo 10 gramos de aceite de oliva podría ser equivalente a 90 calorías. Así que lo mejor es tener cuidado con su consumo e intentar no abusar demasiado con el objetivo de reducir el exceso de grasa corporal.

Ayuda a nivel digestivo

El aceite de oliva resulta muy efectivo para la protección gastrointestinal, ya que estimula el páncreas en su proceso de secreción de ácidos para digerir grasas con mucha más facilidad que otros alimentos y aparte reduce la acidez gástrica.

Previene el envejecimiento de la piel

Como verán, la posesión del aceite de oliva no solo resulta útil en nuestra cocina en vista de que también es usado innumerables veces como complemento para productos cosméticos o con fines dermatológicos. De hecho sus altos niveles en antioxidantes y vitamina E resulta beneficioso para evitar la oxidación celular, por esta razón es también muy importante en la realización de masajes.

En pocas palabras, puede prevenir la pérdida progresiva de elasticidad y colágeno, aquellos componentes que le dotan a nuestro rostro suavidad y una firmeza carente de arrugas, por no mencionar que aparte resulta ser un humectante natural que purifica, suaviza y nutre nuestra piel.

Última recomendación

Para disfrutar de todos los beneficios que trae el aceite de oliva tienes que asegurarte de adquirir aquellos que primeramente sean menos procesados, a mayor pureza se les considera “vírgenes” o “vírgenes extra” que se caracterizan por poseer aromas y sabores frutados o un tanto amargos.

Para adquirir uno aceite de calidad puedes aprovechar el que es capaz de proporcionar La Sociedad Cooperativa Limitada de Hornachos, un aceite de oliva virgen extra con una producción sumamente ecológica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *